PÁGINA JUVENIL

El misterio de la Santísima Trinidad nos enseña que en Dios hay Tres Personas:

 

Padre, Hijo y Espíritu Santo

 

pero que las tres tienen una misma Naturaleza divina, y en consecuencia son

un sólo Dios. Esto es un misterio. Un Misterio que nadie puede penetrar.

 

En el Nuevo Testamento se nos enseña de manera precisa este misterio

(Mateo 3,16-17; Mateo 28,19).

Cuando pensemos en Dios,

pensemos que en Dios hay Tres Personas. No son tres dioses. Es un sólo Dios.

Las Tres Personas son en todo iguales. Iguales en poder, en sabiduría,

en inteligencia.

Las Tres Personas son infinitas.

El Padre es Dios, el Hijo es Dios
y El Espíritu Santo es Dios.
 
Nadie puede comprender por qué
un sólo Dios tiene Tres Personas.

 

Esto es un misterio.
A este misterio se le conoce
como misterio
de la Santísima Trinidad.

La primera persona es el Padre,

la segunda es el Hijo

y la tercera el Espíritu Santo.

 

Debemos decir siempre con devoción:

 

"En el nombre del Padre, y del Hijo,

y del Espíritu Santo.

Amén".

gallery/22
gallery/222
gallery/imagesm4gpeoic
gallery/22
gallery/22