3d66f850346e21e447ca04955043e2aa_510x367

PARROQUIA
NUESTRA SEÑORA
DE LA DIVINA PROVIDENCIA

Nuestra Parroquia fue declarada Monumento Nacional en 1989. Se ubica en la Avenida Providencia 1619, Santiago. Su historia se remonta al año 1854, cuando el Ministro del Interior Don Antonio Varas, otorgó a las Hermanas de la Providencia la “Casa de Expósitos” o asilo de huérfanos, adquiriendo para la congregación la chacra Lo Chacón ubicada en el camino Las Condes, hoy en día Avenida Providencia. Se convirtió en el orfanato más grande de la capital.

La chacra era propiedad de Don Pedro Chacón, abuelo de Arturo Prat. A fines de 1881, el Presidente de la República Don Domingo Santa María, dispone la realización de un nuevo proyecto para la realización del frontis del nuevo conjunto. Eduardo Provasoli, sacerdote franciscano proveniente de Milán, fue el encargado de la edificación del conjunto eclesial, el cual no sólo donó a nuestro país el diseño de la Divina Providencia si no que durante 20 años construyó otras iglesias en San Felipe, Valparaíso, Santiago, Chillán y Ancud.

El gran edificio alcanzó a contar con más de 20 patios, claustros, un edificio para los niños y la capilla. El asilo llegó a acoger a 1286 huérfanos en 1896. Del conjunto original hoy sólo queda el gran templo y dos patios del claustro que han sido bastantes modificados.

Los Padres Escolapios se hicieron cargo de los talleres de carpintería, zapatería y otros. Se recuerda por su abnegada labor al Padre Mariano, una calle vecina del sector lleva hoy su nombre. La congregación tuvo a su cargo el asilo hasta 1941. Posteriormente en 1955 la beneficencia remodeló el orfanato y se loteó la mayor parte del terreno, siendo el edificio demolido excepto la capilla y el claustro lateral, que hasta hoy se conservan y que fueron donados por la congregación al arzobispado.

En 1941 los Escolapios se retiraron del manejo del orfanato y más tarde, en 1955, se cerraba definitivamente a su utilidad original. Fue un tiempo de grandes cambios. Una parte importante del territorio de la Divina Providencia fue derrumbado, loteado y vendido. Es desde esos terrenos en que nacieron, años después, las torres que hoy conviven con la edificación religiosa. La iglesia paso a manos del arzobispado el que ha procurado que se mantenga su línea original y que provocó que se le considerara como Monumento Nacional en el año 1989.

El templo que dio el nombre a la Comuna de Providencia fue construido entre 1881 y 1890 según el diseño del arquitecto italiano Eduardo Provasoli. Del conjunto original hoy sólo queda el gran templo y dos patios del claustro que han sido bastantes modificados.

El terremoto de 1985 dañó severamente la estructura del templo, efectuándose entonces refuerzos importantes tales como losas de amarre en la torre, tirantes metálicos en algunas arcadas y en al ábside. Se construyó además una cadena de hormigón armado de amarre perimetral por sobre los muros de la nave central. Todo lo anterior seguido de las reparaciones de molduras y reposición de pinturas. Estos trabajos fueron liderados por el párroco Monseñor Augusto Larraín y por el arquitecto don Ernesto Labbé

Producto del terremoto ocurrido en la zona central de Chile el 27 de febrero de 2010, la iglesia sufrió daños importantes, tales como la pérdida de la parte superior del campanario y el desprendimiento de numerosas molduras y daños en elementos estructurales y decorativos.

Aunque este templo ha estado sometido a constantes modificaciones no ha dejado de ser uno de los más importantes hitos a visitar en Providencia. Mal que mal, su construcción le dio el nombre a una de las comunas más conocidas de Santiago.

 

 

 

CARÁCTERÍSTICAS ARQUITECTÓNICAS

La iglesia fue diseñada en un estilo neo renacentista, de una sola nave, de cielo raso plano ricamente decorado, está construida íntegramente en albañilería de ladrillos, alcanzando la base de los muros un espesor de 1,60 m. Su construcción se llevó a cabo en dos etapas, entre los años 1881 y 1890, y fue integrada a un asilo existente que se organizaba en torno a 16 patios grandes. El italiano proyectó un estilo totalmente renacentista con elementos arquitectónicos griegos, en donde este templo tiene por particularidad poseer una sola nave y un cielo raso hermosamente decorado; Provasoli demoro nueve años en terminar la construcción y el año 1890 se dio por inaugurada toda la instalación.

La iglesia de la Divina Providencia consta de una gran nave central, con una fachada de estilo renacentista que pareciese que tuviese 3 naves, debido a sus tres puertas de entrada, resaltando en su fachada el icono de los templos griegos tanto por sus pilares dóricos como por su gran frontón. Sobre este ícono griego, se erige su campanario, típico del inicio del renacimiento.

El presbítero y al magnifico altar están esculpido en mármol de Carrara.

El cielo de la iglesia es plano pero ricamente decorado con diferentes texturas y colores con algunas representaciones. Las arcadas de la nave son de columnas adosadas a los pilares de albañilería de ladrillos, al igual que el resto de los muros de la iglesia.

La gran nave pasa por un pequeño transepto que da un espacio entre la audiencia y el podio del magistrado, estando este podio dentro del ábside y constituyendo un remate de la nave central; en el centro de este ábside está el altar.



 

NUESTRA PARROQUIA

ce1a411bb574a86f876c8bc6f59e0b79_gallery
dscn2264 - copy
dscn2132
52210466
dscn1594 - copy

PATIO DEL CRISTO

En enero de 2014 se restauró completamente la imagen del Sagrado Corazón que preside el Patio Principal de nuestra Parroquia. Esta imagen fue traída de Francia, París a principios del siglo XX por las Hermanas de la Providencia que residían en esta casa a cargo de esta Casa de Huérfanos como se llamaba antes de ser la Casa Nacional del Niño. La imagen está construida completamente en fierro.